El Caduceo

Caduceo Mercurial

Caduceo: Del griego kerykerion, vara del heraldo, originariamente vara mágica en torno a la cual se enroscan dos serpientes enfrentadas. Atributo de Hermes (Mercurio). Símbolo de fecundidad y también de equilibrio. En la Alquimia, la unión de los opuestos.[1]

Históricamente su origen religioso le remonta a la intervención de Mercurio, ante dos serpientes que reñían, las cuales se enroscaron en su vara de olivo desde cuando el árbol se convirtió en símbolo de la paz[2], representando la sabiduría y el equilibrio de los contrarios o de la dualidad. Sobre ellas, dos pequeñas alas que representan la diligencia, o un yelmo alado emblema de pensamientos elevados. Los cuatro elementos fundamentales reconocidos por los Antiguos místicos están presentes en el simbolismo del Caduceo: las alas el aire, la vara la tierra y ambas serpientes, al agua y al fuego.[3]

Herméticamente hablando, las serpientes representan la dualidad perfecta unida en torno al eje del bastón que representa el eje del mundo: enfermedad y sanación, balanza, equilibrio activo de fuerzas opuestas, plano inferior y plano superior, instinto y razón. Las serpientes, en fin, representan el equilibrio del juicio y la forma en que alquímicamente todo está unido para dar sentido al mundo de los opuestos. Asociado al relato de Mercurio, las serpientes representan también la inmortalidad apropiadamente unidas a la vara de olivo

El simbolismo que lo relaciona con la salud parece haber sido el resultado de una penetración religiosa cuyo origen está en Mesopotamia, sentido que fue trasladado luego hasta Grecia y hasta nuestros días[4].

Masónicamente, la vara está representada en báculo que el Q:.H:. Maestro de Ceremonias carga durante la Tenida. En su antigua condición de representación simbólica de quien era el mensajero de los dioses, le otorga al Maestro de Ceremonias un atributo único, pues es el único dignatario que puede moverse por el templo a plena libertad, incluyendo incluso el movimiento regresivo[5], esto es contrario al movimiento de las manecillas del reloj. El Q:.H:.M:.C:. es el oficial que dirige los movimientos del iniciado en su ceremonia de adopción y enseña luego los primeros oficios de su grado. Tal como Mercurio lo hiciera en la representación griega, el Q:.H:. conduce a quien ha muerto a la vida profana para iniciar la vuelta a la vida masónica.  


[1] Udo Becker, Enciclopedia de los Símbolos, Ed Robin Book

[2] Albert Mackey, Enciclopedy of Freemasonry

[3] Juan Eduardo Cirlot Diccionario de Símbolos Ed. Siruela

[4] Juan Carlos Daza Diciionario Akal de la Francmasonería Ed. Akal

[5] Si se mira con cuidado las serpientes se enrollan sobre la bara de modo regresivo.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s